Portada del sitio - CHE - El sueño de Camilo

Otros artículos en la sección

Palabras clave

Buscar

Ediciones Luxemburg, con una valiosa colección publicada, nos acerca hoy al testimonio político de Camilo, patriota de la entrañable Colombia.

Dice Françoise Houtart que el sueño de Camilo "tendría tres dimensiones: colombianas, latinoamericanas y globales" y que "siempre tendría también tres bases: sociales, humanistas y espirituales".

Hoy, el aire se enrarece en los llanos y en las montañas: el ex ministro de Defensa, Santos, "hombre de resultados" como se jacta, cuyos zarpazos enlutan la vida de miles, ha sido proclamado candidato a presidente.

Hoy y siempre, Camilo nace para vivir.

Presentación de François Houtart

Estudio Introductorio de Jaime Caycedo Turriago

Buenos Aires, marzo de 2010
144 páginas 20 x 14 cm.
ISBN 978-987-24286-9-3
Publicado por Marcelo Rodríguez

http://edicionesluxemburg.blogspot....

ps:

Se graduó como bachiller en el Liceo Cervantes en 1946. Luego de estudiar un semestre de derecho en la Universidad Nacional de Colombia, ingresó al Seminario Conciliar de Bogotá, donde permaneció siete años, tiempo durante el cual Camilo se comenzó a interesar por la realidad social, creando un círculo estudios sociales, junto con su compañero Gustavo Pérez. Como cristiano, se sintió atraído por el tema de la pobreza y la justicia social. Camilo se ordenó como sacerdote en 1954, y luego viajó a Bélgica a estudiar sociología en la Universidad de Lovaina. Durante su estadía en Europa, hizo contacto con la Democracia Cristiana , el movimiento sindical cristiano, y con los grupos de resistencia argelina en París, factores que lo llevaron a acercarse a la causa de los oprimidos. Fundó con un grupo de estudiantes colombianos de la universidad el ECISE (Equipo colombiano de investigación socioeconómica).

En 1958 se graduó como sociólogo con el trabajo “Una aproximación estadística a la realidad socioeconómica de Bogotá” (publicado en 1987 como “La proletarización de Bogotá”), que fue uno de los pioneros en sociología urbana del país. En 1959 regresó a Bogotá y fue nombrado capellán de la Universidad Nacional. Allí, junto con Orlando Fals Borda, fundó la Facultad de Sociología en 1960, a la que estuvo vinculado como profesor. Colaboró con la investigación dirigida por Germán Guzmán, publicada como “La violencia en Colombia” (1962, segundo tomo 1964). En 1963 presentó el ensayo “La violencia y los cambios socioculturales en las áreas rurales colombianas”, en el primer Congreso Nacional de Sociología. Hizo parte del Instituto Colombiano para la Reforma Agraria (INCORA) y la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP).

Presionado por el alto clero, en 1965 renunció al sacerdocio. Ese año, planteó una plataforma para un movimiento de unidad popular, gestando así a la fuerza política “Frente Unido del pueblo”. Desarrolló numerosas manifestaciones y actos públicos, y publicó el semanario “Frente Unido”. Igualmente hizo contacto con el Ejército de Liberación Nacional, conformado en 1964, con el que acordó la continuación de la agitación política en las ciudades, y su posterior ingreso a la organización cuando se considerase necesario.