Portada del sitio - Por el País - Qué se esconde detrás de la reforma de los códigos civil y comercial

Otros artículos en la sección

Palabras clave

Buscar

Como si nada hubiera pasado, y totalmente alejado de un relato nacional y popular, este proyecto que llega al Congreso, es la cristalización del sistema de mercado y de desarrollo capitalista, que hoy tiene en jaque al mundo.

Invitamos a quienes visiten la página del MTL a leer este análisis realizado por los compañeros y compañeras de Unidad Popular

A continuación se trascriben las conclusiones del trabajo y en archivo adjunto PDF se puede leer el Documento completo.

SÓLO ALGUNAS CONCLUSIONES

Para la realización de este trabajo, se han tomado en cuenta las ponencias presentadas en las audiencias públicas llevadas a cabo en el marco de la Comisión Bicameral para la Reforma, tratando de señalar aquellos aspectos que ponen en crisis la aceptación sin más de la necesidad de una unificación de los códigos civil y comercial – que además no es tal - y que son los estertores de un neoliberalismo que aún sigue dando pelea en nuestro país, y que aparece camuflado detrás de normas progresistas.

No cabe duda que de aprobarse este proyecto sin modificaciones sustanciales que hacen a los temas que aquí planteamos, será una conquista más para el sistema de mercado global, deteniendo el avance que tras décadas de luchas se ha ido construyendo en nuestro país.

A la luz de los temas analizados, queda expuesto que el proyecto cuya aprobación impulsa el gobierno nacional no es más que un código de clase, de raigambre neoliberal y de renuncia a sus derechos soberanos. En efecto, el avance de la autonomía de la voluntad, enmarcada en un falso cuadro de libertad, no sólo profundizará las desigualdades existentes sino que ocasionará más situaciones de injusticia social, en lugar de construir las herramientas legales destinadas a desterrarlas.

Finalmente, es la teoría del libre comercio y netamente mercantilista, la que gana terreno en las relaciones civiles.

La vivienda que se protege es la de los propietarios y especuladores.
El derecho de propiedad retrocede 200 años, desconociendo además los derechos precedentes y constitucionales de los pueblos originarios.

Derechos fundamentales, como el acceso al agua, son dejados de lado tras un falso federalismo.

El Estado se ausenta de sus responsabilidades de proteger a sus habitantes, vulnerando derechos de raigambre constitucional de trabajadores, usuarios y consumidores, aún siendo el propio Estado el responsable directo o indirecto de los daños.

Se cristaliza la privatización de la Justicia con una renuncia expresa de jurisdicción y por ende de soberanía.

No alcanzan las propuestas en materia de familia, divorcio, filiación, etc., que además en su mayoría están destinadas a la protección patrimonial, para conmover un espíritu retrógrado e individualista que en materia social signa la presente reforma.

Por estas razones y otras que exceden el marco de este trabajo, desde Unidad Popular estamos convencidos de la necesidad que este debate no quede saldado por la formalidad de las audiencias que se han llevado a cabo, las que, si bien son la mejor parte de este proceso, dejan afuera a casi toda la sociedad que no sabe lo que esta reforma significa y lo que afectará a nuestro futuro como pueblo y como nación.


Documento completo

PDF - 553.6 KB

Juntar