Portada del sitio - CHE - Darío y Maxi

Otros artículos en la sección

Palabras clave

Buscar

APROBARON EL CAMBIO DE NOMBRE DE LA ESTACION AVELLANEDA Ahora se llama Santillán y Kosteki

El Congreso aprobó el cambio de nombre de la estación Avellaneda, que pasará a llamarse Darío Santillán y Maximiliano Kosteki en homenaje a los dos jóvenes militantes asesinados en su hall hace once años, el 26 de junio de 2002, durante la represión de una marcha de desocupados. El proyecto de ley recibió la media sanción que le faltaba en el Senado, mientras en los alrededores se congregaban militantes del Frente Darío Santillán para festejar la aprobación de la ley.

“Es un hecho histórico. La memoria popular, la dignidad, los valores de la juventud militante que dio la vida por mejores condiciones para nuestro pueblo están siendo reconocidas de alguna manera”, señaló el Frente en un comunicado. “Darío y Maxi son ejemplo de la juventud comprometida, que con su lucha y su entrega marcaron a miles de hombres y mujeres jóvenes y adultos de nuestro pueblo”, agregaron.



La iniciativa tuvo 49 votos afirmativos contra dos negativos: la tucumana Beatriz Rojkés de Alperovich (presidenta provisional del Senado) y el representante del Movimiento Popular Neuquino Horacio Lores, aliado kirchnerista que termina en diciembre su mandato. El proyecto de ley había sido presentado inicialmente en 2006 por el entonces diputado Eduardo Macaluse y el año pasado su par Liliana Parada –también como él de Unidad Popular– lo retomó para que no perdiera estado parlamentario.

En los hechos, la estación estaba rebautizada como “Darío y Maxi” desde el año 2006, cuando el Frente, junto a artistas y personalidades de la cultura, intervinieron los carteles e instalaron en el edificio una muestra permanente en recuerdo de los dos jóvenes. En esa oportunidad se presentó además un petitorio a las autoridades para que el cambio de nombre tuviera carácter oficial.

“Los movimientos populares y la gente le pusieron el nombre de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki a la estación Avellaneda. Lo que nosotros venimos a hacer es simplemente ratificar lo que el pueblo ya decidió”, dijo ayer Parada. “En este sentido, la ley es sólo un paso formal, que es importante y que le da un paraguas institucional, pero que tiende a formalizar algo que ya decidió el pueblo.”